SmartSection is developed by The SmartFactory (http://www.smartfactory.ca), a division of INBOX Solutions (http://inboxinternational.com)
SmartSection > Varios > Criaturas marinas en Quequen y Necochea
Criaturas marinas en Quequen y Necochea
Publicado por DataPesca el 11/4/2010 (3162 lecturas)

EXTRAÑAS CRIATURAS MARINAS

 EN NECOCHEA Y QUEQUEN (Argentina)

Autor: Guillermo D. Giménez (Investigador)

Nos ubicamos en la ciudad de Necochea, Provincia de Buenos Aires, Argentina. Considerada como la ciudad de las mejores playas del país debido a su suave declive, su fina arena y la pureza de sus aguas de oleaje constante.

Miles de personas acuden a esta año tras año, participando de los diversos espectáculos, numerosas discotecas, pubs y paradores sobre la playa.

Además del ya conocido Parque Miguel Lillo que cubre un área de más de 700 hectáreas, con más de un millón de árboles en su mayoría pinos y coníferos, que sirven de resguardo a las aves de esta zona. Cuenta con un gran Casino con las más variadas diversiones y también diversos Museos (Bromatológico, Histórico Regional, Ciencias Naturales, etc). 

También encontramos al ya conocido río Quequén que nace a 250 km del mar, recorriendo la llanura desembocando en el Atlántico, encontrando en éste maravillosos saltos y cascadas naturales, dividiendo el río a las ciudades de Necochea y Quequén. 

Recorriendo la Avenida 2 (avenida atlántica de la ciudad) a unos 7 km hacia el Sur de Necochea se llega al paraje Las Grutas de grandes formaciones rocosas sometidas a la constante erosión del mar. 

En esta zona el naturalista argentino Florentino Ameghino (1854-1911) extrajo diversos esqueletos prehistóricos que hoy se exhiben en el Museo de Ciencias Naturales de La Plata. 

Mas al Sur, 5 km aproximadamente encontramos otra formación rocosa llamada Punta Negra por sus arenas rocosas enriquecidas por hierro. 

Aquí se practica mucho buceo viniendo de todo el país los buceadores de diversas ramas. Continuando hacia el Sur hallamos la Cueva del Tigre, lugar para acampar y pescar libremente, zona propicia para este deporte por existir plataformas rocosas que se introducen en el mar hasta los 200 metros desde la costa. Gran cantidad de médanos rodean la costa de las ciudades de Necochea y Quequén, encontrándose en la primera una gran zona de dunas y médanos y el famoso Médano Blanco de más de 100 metros de altura que ofrece puntos inigualables para aquellos que practican sandboard y suben en él con vehículos 4 x 4 o aquellos preparados para tal fin. 

En Quequén, cuyo faro deslumbra por su hermosura (fundado en 1921) está la Bahía de Los Vientos que une la ciudad citada con Costa Bonita, rodeada de hermosas casas de estilo Mediterráneo, amplias playas de arenas rocosas, también aptas para el buceo por las cuevas marinas existentes en el lugar. 

Costa Bonita a 10 km al Norte de Quequén también cuenta con costas de hermosos paisajes, arenas gruesas y piedras de colores y de tamaños diversos. Más al Sur está Arenas Verdes o Playa Verde otra zona costera amplia y tranquila rodeada de dunas y médanos y de eucaliptos, álamos y pinos contando con lugares para acampar.  

Todo esto hace que Necochea y Quequén sean ciudades aptas para diversas actividades deportivas, como canotaje, kayak, vela, ski acuático, natación, buceo, windsurf, sandboard y surfing encontrando en Necochea los picos más grandes y perfectos de la Argentina para este último deporte. 

Otros lugares de pesca son las diversas escolleras, Sur del lado de Necochea y Norte del lado de Quequén, entre otras. Amen de todos los lugares en las costas ya citadas, en el río Quequén y las diversas lagunas que conforman el Partido. 

Las especies más usuales son corvina, pescadilla, pez palo, tiburón, rayas, pez gallo, pejerrey, salmón, palometa, sauro, lisa y burriqueta entre otras. 

Pero en los últimos años numerosos pescadores de las ya conocidas y denominadas "lanchas amarillas" (que también fueron y son protagonistas de Fenómenos OVNI en esta zona costera bonaerense, región ésta de la zona de Necochea asidua a gran cantidad y presencia OVNI de acuerdo a la constante casuística existente) han observado otras extrañas criaturas marinas en estas costas que pasaron a llamar la atención a toda la ciudad y a diversas fuentes de información periodística en ámbitos locales y nacionales (a través de noticias escritas, televisivas y en algunos programas de interés general). 

 

"...ERA UN MONSTRUO MARINO DE OJOS GRANDES, CUELLO Y LOMO TIPO SERRUCHO..."  

En marzo de 1994 toda la comunidad necochense y quequenense, principalmente en el ambiente pesquero (deportivo y comercial) se conmocionaron al conocer del avistamiento durante el fin de semana (18-19 de marzo) a unas 6 millas de Puerto Quequén-Necochea frente a las costas de Arenas Verdes de una especie de "monstruo marino" observado por pescadores de la embarcación "Paco Ventura" cuyo propietario es el Sr. Carlos Miño. 

Este se comunicó radialmente con otra lancha propiedad del Sr. Antonio Dato informando de la presencia de esta extraña criatura que describió "de color marrón muy oscuro tirando a negro, con cabeza enorme, ojos muy grandes y con el cuello y lomo con serrucho" forma de ningún pez conocido en la actualidad. 

Otros informes suministrados por Fernando Bertoia, conocido con el pseudónimo de "Pilin", arduo colaborador de la prestigiosa revista deportiva "Weekend", comentó que "es la segunda vez que pescadores observan la extraña criatura, en menos de 6 meses y en el mismo lugar". 

Bertoia se comunicó con el propietario de la lancha de Antonio Dato cuya base está en el Puerto de la ciudad de Mar del Plata e informó que "a las 13,00 hrs observan al monstruo de unos 10 y 12 mts de largo desde la cabeza al lomo, que es todo lo que él vio... el resto... permaneció sumergido". 

La extraña criatura marina se encontraba a 10 metros de distancia de la lancha "Paco Ventura" cuando realizaba la pesca de arrastre, a unos 3 ó 4 millas de la costa, frente a Arenas Verdes. 

La misma criatura también habría sido observada 6 meses antes (septiembre-octubre de 1993) por los tripulantes de la lancha "Macho" que llevaba a bordo pescadores deportivos que en su momento decidieron no comentar lo avistado y por la embarcación "Deleite C" propiedad de Roberto González, en esa ocasión. 

Las observaciones continuaban mientras algunos pescadores (comerciales y deportivos) lo daban a conocer, otros preferían guardar silencio de su extraordinaria experiencia con esta extraña criatura marina, tema obligado de conversación en la banquina de los pescadores. 

NUEVOS TESTIMONIOS  

Mientras la extraña criatura continuaba apareciendo frente a estos experimentadores pescadores, algunos de ellos con más de 30 y 40 años de agua, gente responsable de los que no se puede dudar, "Joselito" nombre con el cual se bautizó a esta criatura marina, continuaba apareciendo entre las 4 y 6 millas de la costa ubicados entre Costa Bonita y Arenas Verdes. 

En el Puerto, donde amarran las "lanchas amarillas" se escuchaba los distintos testimonios de pescadores que aseguraban haber presenciado a "Joselito" mientras que otros se negaban a comentar lo vivido porque "lo primero que nos dicen es que estamos locos". 

Todos coincidían en sus descripciones y nadie dudaba de los tripulantes del "Don Paco Ventura" por los experimentados navegantes de muchísimos años que hacen del mar su medio de vida. 

Luis Ramón Menna, integrante de la citada embarcación comentó: "Jamás en mi vida pensé en dar con un bicho de esas características pese a que navego desde hace más de 25 años. En todo este tiempo tuve la oportunidad de ver orcas, ballenas, cachalotes, pero esta clase así JAMÁS. Si me lo hubieran contado, seguramente me hubiera reído... No puedo describir la sensación que me causó verlo a no más de 15 metros... no lo vi completo, tenía como serruchos en el lomo, era oscuro". 

"Sobre sus dimensiones es muy difícil de calcular, pero no me caben dudas que el animal era grande porque cuando se sumergía levantaba olas y hacía borbollones en el agua. Esto es característico en los animales grandes".  

 

FRENTE A NECOCHEA  

Luis Ramón Menna recordó que en el año 1993 un hombre había comentado que había visto a dos de estas criaturas en cercanías de Médano Blanco mientras se encontraba acampando en dicho lugar, al sentir extraños ruidos y/o sonidos provenientes desde la costa. 

Es allí cuando observa con sus prismáticos en dirección al mar a dos criaturas marinas gigantescas que se encontraban como jugando entre ellas golpeando los largos cuellos entre ellos. 

"La verdad yo pensé que estaba loco, me causó risa pero ahora me doy cuenta que se trató de animales parecidos". 

Los testimonios continuaban. En verano Salvador Lucero Melluzo (empresario necochense) dibujó la criatura que vio. Este gráfico fue corroborado por otros pescadores y empresarios que también protagonizaron estas observaciones, como Carlos Miño, Fabián Miño, Juan Iñiguez y Luis Ramón Menna. 

"No caben dudas que se trató de la misma criatura. Es igualito a pesar de que algunos no lo vieron completo pero su parte superior y la cabeza son parecidas", nos decían.  

 

PIQUE ESCASO

Cabe aclarar que durante los períodos de las observaciones de estas extrañas criaturas marinas denominada(s) aquí en Necochea y Quequén como "Joselito", la escasez de pesca existía en ésta. Se les culpó en un momento a la presencia de aguas vivas por el escasísimo pique que existía en esta zona. "Generalmente es un punto muy buscado porque los cardúmenes andan por allí, pero en la última semana el pique había mermado". Desde el inicio de las observaciones existían dudas. Sería la presencia de "Joselito" el culpable que ahuyentara a los peces. Hoy en día cuando desaparecen los cardúmenes se les acusa a estas criaturas que podrían andar por la zona. 

 

EL PORQUE DE SU NOMBRE

La denominación de "Joselito" a esta(s) extraña(s) criatura(s) marina(s) que son avistadas frente a las costas de Necochea, Quequén y Lobería se debe a que la observación denunciada oficialmente a la comunidad toda fue durante el día sábado 19 de marzo. Su bautismo es en alusión al "Día de San José", que de acuerdo al Santoral -de gran arraigo en la comunidad pesquera- se conmemora el día 19, fecha en que se vio por varios minutos a esta extraña criatura marina de ojos grandes, cuello y lomo tipo serrucho. 

Los pescadores de amplia fe religiosa que profesan la mayoría de éstos, decidieron nombrarlo "Joselito".  

TESTIMONIOS DE LOS PROTAGONISTAS

Carlos y Fabián Miño, propietarios de la lancha pesquera "Paco Ventura" nos comentan que "aparenta ser un ejemplar pacífico, en ningún momento nos atacó, más bien se puede decir que nos ignoró". 

Carlos Miño comentó a Ecos Diarios, periódico de la ciudad de Necochea, que "lo vi ahí nomás. Fui el primero que lo divisé aunque no sabía de que se trataba. Me llamó la atención porque aparece sobre el mar una cosa negra y había gaviotas a su alrededor... me fui para la proa,  atraído por la curiosidad. Al ratito se sumergió... y después quedó como flotando. Allí pude verlo mejor". 

"Pude ver la parte del lomo, que tenía como aletas escalonadas" y lo calificó como "los dinosaurios que nos muestran los libros o revistas". 

"Su cabeza era blanca, media redonda, del tipo de una cabeza de pato. Sus dimensiones no puedo calcularlo ya que no lo ví a todo el animal entero. Daba la sensación de que era bastante más grande de lo que se veía, pero no puedo calcularlo". 

"Pensé que tenía la cabeza pegada al cuerpo pero en un movimiento que hizo me permitió saber que evidentemente tenía cuello largo. La forma que me imagino sería como el de un cisne, pero mucho más grande, abundante". 

"No me pareció un bicho agresivo, tené en cuenta que pasa muy cerca de la lancha y no se molestó para nada, se lo vio muy tranquilo, no hizo ningún movimiento raro".

Su hijo Fabián Miño comentó: "Yo sólo alcancé a verle el lomo que era como la forma de un cocodrilo, que tendría 4 metros de largo por 2 y pico de ancho. Sobresalía del lomo como una forma de serrucho, igual que un dinosaurio como esos que he visto en revistas". 

"En determinado momento la criatura se sumergió. Entonces seguimos levantando la red y a los minutos se asomó otra vez. Luego se fue nadando de a poco". 

"No es un bicho agresivo. Estuvo a unos 10 metros de la lancha y no se inmutó. Incluso dio la sensación de que esquivó la red, mientras la recogíamos". 

"Sus movimientos fueron suaves, de nadar lento, al sumergirse provocó una turbulencia impresionante, pese a que lo hizo muy despacio". Consultado sobre que podría ser esta criatura marina respondió: "No se asemeja a ningún tipo de pescado... he visto ballenas de cerca, una orca que prácticamente se rascó el lomo en el casco de la lancha, lobos, tortugas,... pero este bicho es mucho MAS GRANDE".

 

YO ALCANCE A VERLO COMPLETO

Los testimonios se seguían escuchando, comunicaciones radiales entre lanchas pesqueras comerciales y deportivas con más de 70 pescadores como protagonistas de estas singulares observaciones. Algunos de ellos eran foráneos, que vienen a Necochea a hacer pesca deportiva de embarcado. Son todos testimonios confirmados por Antonio Dato propietario de la lancha "A" que llevaba a 15 pescadores deportivos, como así también Carlos Miño del "Paco Ventura" y Salvador Lucero Melluzo patrón de la lancha "Potro". Dato y "Pilin" Bertoia nos dicen en las investigaciones realizadas que "cuando levantaban la red vieron una cosa negra, a unos 10 o 12 metros de la embarcación "Paco Ventura" en cuyo lomo tenía como serrucho y que la cabeza se parecía como la de un pato, con ojos grandes". 

"A este bicho -comentó Dato- no lo vio una persona, sino TODA LA TRIPULACION y no es un animal o ningún pescado conocido". 

En el tiempo de estos 6 meses, varios tripulantes de otras lanchas vieron a la criatura en el mismo lugar (Delete C, Macho, Paco Ventura, entre otros). 

El empresario necochense Salvador Lucero Melluzo comentó que "lo ví completo, hace alrededor de 60 días. Como patrón de la lancha  pesquera deportiva "Potro" trasladé a 20 pescadores y todos lo vimos, junto a la lancha "A". La zona fue la misma, entre Arenas Verdes y Costa Bonita, era de color oscuro, muy grande. Yo alcance a verlo completo y por las extremidades tenía como paletas muy grandes. Como orejas de elefante".   

NUEVAS APARICIONES CERCANAS A LA COSTA

Un matrimonio encargado de cuidar varias casas en la zona de Bahía de los Vientos, aseguraron también haber visto el 3 de mayo a una extraña criatura marina a unos 15 metros de la costa. 

María Susana Monterosa y Osvaldo Gutiérrez, matrimonio conocedores del mar por vivir frente a éste desde hace más de 7 años, primero como cuidadores del Camping Monte Pasuvio y ahora como cuidadores de las casas veraniegas. 

Nos dice: "Hemos visto ballenas, ballenatos, lobos, pingüinos, y otras especies, pero nunca un animal de estas características. Era de gran cabeza y lomo oscuro como serrucho y tenía grandes ojos". 

"Tendría -según Osvaldo Gutiérrez- unos 3 y 4 metros de lomo, al menos lo que se vio sobre la superficie". 

Vivir en Bahía de los Vientos es decir tranquilidad absoluta, soledad, sólo irrumpido a veces por las olas del mar. Es allí cuando María Susana observa desde su casa frente al mar movimientos en las tranquilas aguas del mar. 

Su vivienda está elevada con respecto al nivel del mar, de ahí su optima observación. 

"Vení viejo, vení a ver... venía nadando desde lejos en dirección a la costa. Como hacía frío  eran las 18,00 horas fui a buscar un abrigo y perdí de ver buena parte de la criatura". 

Sin embargo su marido corrió a la orilla, cruzando la calle costanera y desde el acantilado observó cada detalle. 

"Vino nadando hacia la costa. Lo hacía sumergiendo el lomo, pero en todo momento con la cabeza sobre la superficie". 

"La criatura desvió su trayectoria hacia Quequén. Esto, -cuenta- que lo hizo correr varios metros para poder verlo mejor y cuando el animal estuvo a unos 15 metros del acantilado me dio la sensación que quedó nadando en el canal que se forma frente a la costa" 

"No sé si fue coincidencia o no, pero por los gritos de mi señora y los perros que ladraban, para cuando la primer ola se sumergió y no lo volví a ver... después recorrí el lugar durante más de una hora, pero hasta hoy no lo volví a ver". 

 

OTRAS OBSERVACIONES

Para el SubOficial Retirado de la Marina, Omodeo Vanone esta no es la primera vez que escucha testimonios de extrañas criaturas marinas. En 1939 "escuché comentarios en Usuahia sobre la aparición de estas criaturas. Son muchos los testimonios y estoy seguro que algo han visto, pero no existen pruebas concretas como la de un buque japonés que pudo fotografiar una de estas criaturas".

Se refiere al episodio acontecido el 25 de abril de 1977 cuando en cercanías de Nueva Zelandia las redes de un pesquero "Zuyo Maru" sacaron un cuerpo putrefacto de una criatura de unos 6 metros de largo que no se parecía a nada conocido. El tripulante Michimhiko Yano tomó 4 fotografías, efectuaron mediciones básicas y extrajeron muestras del tejido antes de que los restos fueran devueltos al mar por orden del capitán del buque para evitar la contaminación de la pesca ya existente. 

Al ser examinadas dichas pruebas por el Profesor Yoshimori Imaizumi del Museo Nacional de Ciencias Nipón dictaminó: "Se trata de un reptil que coincide notoriamente al plesiosaurio".  

 

ACTUACIONES OFICIALES DE LA PREFECTURA NAVAL ARGENTINA

La Prefectura Naval Argentina con asiento en Puerto Quequén comenzó a realizar actuaciones "de oficio" según declaraciones en ese momento del entonces Prefecto Principal Raúl Rubén Bruno. 

"Se harán declaraciones a todos los testigos con la finalidad de enviarlas a un centro investigativo. 

Como uno de los protagonistas dio una versión de lo que vio -según un Oficial de Prefectura- se hizo un dibujo sobre la posible forma... Todas las descripciones y dibujos de los pescadores coincidieron en todos los casos". 

En la repartición naval concluyeron de acuerdo a los testimonios tomados que era una especie desconocida hasta ahora y que lo graficaron como un "dinosaurio". 

Fueron más de 20 testimonios que se enviaron al INIDEP (Instituto Nacional de Investigaciones y Desarrollo de Pesca) de la ciudad de Mar del Plata, que por el entonces era el Director el Ing. Roque Ercoli para poder realizar la etapa de estudios científicos. 

Según el Director del INIDEP "el tema de los monstruos marinos ha habido denuncias a través del tiempo y en distintos lugares, en nuestras costas, no existían antecedentes... nunca de algún tipo de ejemplar de la naturaleza que han denunciado". 

"A veces se han confirmado, pero otros no, sólo los conocemos por bibliografías".

 

¿PLESIOSAURIO EN NUESTRAS COSTAS?

OTROS INCIDENTES - CONSIDERACIONES

Todos los testimonios son coincidentes: hablan de una criatura símil a un dinosaurio, género de reptiles algunos de tamaño gigantesco que tenían  cabeza pequeña, cuello largo, cola robusta y larga, y extremidades posteriores. Existen otros de características disímiles. 

Vivían en la Era Secundaria y eran considerados los animales mayores (de gran tamaño) que han existido en nuestro planeta. 

Dentro del orden de estos animales, tenemos al Plesiosaurio género de reptiles marinos cuyas características generales eran de: cuellos largos (en algunos casos desmesuradamente largos), cuerpo robusto con aletas, de gran cola, cabeza pequeña y ovalada. Medían aproximadamente 10 metros de longitud. Encontramos en este orden de reptiles marinos a los Plesiosauros y a los Elasmosauros. 

Si estas supuestas criaturas están extinguidas, ¿qué es lo que han observado todos estos pescadores frente a las costas argentinas de Necochea, Quequén y Lobería en estos últimos años? 

¿Podrían continuar con vida estos plesiosaurios en la actualidad en las desconocidas profundidades marinas? Ya que los testimonios se adaptan a éste tipo de reptil marino por sus características similares observadas. 

Hay varios que objetarían esto, pero si los científicos consideraban imposible hallar con vida a un celacanto extinguido ya supuestamente, pero se halló uno con vida en 1938 en el Océano Indico, (un pez prehistórico que vivió hace más de 70 millones de años atrás y hoy habitan en las costas de Sudáfrica), exhaltando a cuanto científico mundial consideraba imposible, entre otras especies encontradas últimamente. 

¿Qué impide que bajo las aguas profundas de nuestros mares y océanos convivan animales prehistóricos como el plesiosaurio? No nos olvidemos de los centenares de registros y testimonios mundiales de avistajes de similares monstruos marinos. Quizá el más famoso es el caso Nessie en el Lago Ness en Escocia (existiendo testimonios gráficos y films de la criatura), las historias de los indios mapuches y tehuelches entre otros contando historias de extraños monstruos marinos, el testimonio del sheriff Martín Sheffield de EE.UU en los Lagos  del Sur argentino en la década de 1920, la presencia de "Nahuelito" en el Lago Nahuel Huapi en la provincia de Río Negro (Argentina), también filmado y fotografiado por decenas de testigos contando entre ellos en una oportunidad a parte de la comunidad científica y técnica del Centro Atómico Balseiro, entre otros, testimonios en el Lago Epuyen al Sur de la Argentina, lago Fagnano en Tierra del Fuego, 

Lago Aluminé en Neuquén, Lolag, Lago Gutiérrez, Pueyrredon en Tierra del Fuego, río Santa Cruz, Lago Lácar (también en Neuquén), Usuahia, etc.etc. por citar sólo algunos casos aquí en la Argentina. 

Los testimonios abundan en el mundo entero, a lo largo de nuestro planeta en diferentes épocas, encontramos el Leviatán (Serpiente Enroscada), el Dragón que vive en el mar mencionado 5 veces en el Antiguo Testamento, ya en el año 565 hay un documento en "La Vida de Santa Columba de San Adamán" de la presencia de Nessie en el Lago Ness. El arzobispo Olaus Mogus publicó en 1555 los testimonios de decenas de testigos que habían observado extrañas criaturas marinas en aguas del Norte.  El 6 de julio de 1734 frente a las costas de Groenlandia denunciado por el marinero noruego Hans Egede, serpientes marinas gigantescas denunciadas por el obispo Bergen Erik Pontoppidon en Noruega. La confirmación del naturalista británico Sir Joseph Banks (1743-1820) quien afirmó su absoluta fe en la existencia de la serpiente gigantesca marina. Testimonios de monstruos marinos en Gloucester, Massachusetts (EE.UU) en 1800. El 6 de agosto de 1848 el Capitán Peter M´Gubol denunciaba haber visto junto a su tripulación una gigantesca serpiente marina en aguas del Atlántico Sur desde el buque Daedalus. En mayo de 1901 los oficiales del vapor Grangense navegando en el Atlántico Occidental también ven otra extraña criatura marina. Otro científico británico Thomas Husley (1825-1895) se pronunció a favor de la existencia de estas extrañas presencias marinas gigantescas. En 1820 el navío Lady Combermere bajo la comandancia del capitán George Sandford observan en el Atlántico una serpiente marina gigante. El 23 de marzo de 1830 el barco Eagle denuncia haber disparado a un monstruo marino antes de atracar en Charleston, Carolina del Sur. El 15 de mayo de 1833 diversos oficiales británicos observan otra extraña criatura en Mahone Bay en Nueva Escocia. El 28 de enero de 1879 el City of Baltimore en aguas del Golfo de Adén observan una criatura marina de gran cuello de unos 60 cm de diámetro aproximadamente, que salía del agua hasta alcanzar una altura de 6 a 9 metros de altura. El relato del marino H.W.J. Senior fue confirmado por otros testigos. 

Los testimonios a lo largo de los siglos continúan. 

En 1954 en una playa de Ranheim (Noruega) es descubierto un calamar gigante de más de 10 metros de longitud. El 25 de julio de 1966 el capitán, John Redgway observa a la medianoche una extraña serpiente que seguía su bote mientras cruzaba el Atlántico. Los testimonios de Nessie en las décadas del 60,70, 80 y 90 abundan por completo en Escocia existiendo decenas de films y fotografías del mismo. Entre 1975 y 1976 el Morgawr (Gigante de los Mares) es avistado frente a las costas de Cornualles (Gran Bretaña) y así continúan los testimonios, que resultaría cansador y repetitivo detallarlos. Como vemos los avistamientos (registrados en algunos casos) sobran. La casuística es muy rica y abundante, con variada cantidad y calidad de los testigos, en lugares y épocas distintas. 

Sólo hay una realidad: Una o más extrañas criaturas marinas circulan también por esta zona del sudeste de la Provincia de Buenos Aires, en la costa atlántica de Argentina entre las ciudades costeras de Necochea, Quequén y Lobería. 

La gran cantidad de episodios lo confirman. 

Quedan aquí presentados los testimonios directos de los protagonistas de esta extraña  criatura marina el cual ha sido llamado en Necochea como "Joselito", formando parte ahora de la casuística de nuevos incidentes de grandes monstruos marinos que se han observado y registrado en el mundo entero.

Aporte Investigativo:

- Ecos Diarios, diario de la ciudad de Necochea, Provincia de Buenos Aires, Argentina.

- Investigaciones propias de Guillermo Daniel Giménez.


Explorar articulos
Artículo anterior Relojes para Pescadores Sumergirse sin necesidad de tanques de oxigeno Artículo siguiente

 

CURRENT MOON